Translate

La libertad positiva y negativa en México



Por: Yaritza Dolores Carbajal

      En este ensayo lo que nos interesa hablar es sobre la libertad política como Sartori dice  “La libertad que nos interesa es la liberad política: la libertad del ciudadano en el ámbito del Estado…una libertad específica y eminentemente práctica. No es libertad moral, no es el libre arbitrio…no es la libertad omnicomprensiva; ni… la libertad suprema, la “libertad verdadera”.” (Sartori, s.f., pág. 132)
libertad
Y hablar de la libertad negativa y positiva como dice Bobbio “Más que de libertad negativa y positiva quizá sería más apropiado hablar de libertad de obrar y libertad de querer, entendiendo por la primera «acción no impedida y no constreñida», y por la segunda «voluntad no heterodeterminada o auto determinada». En un cierto sentido, precisamente la referencia a la «ausencia de...» en ambas definiciones sirve para explicar, mejor que la calificación de «negativo» y «positivo»” (Bobbio, 1993, pág. 103).



Sin embargo, otro autor que me parece interesante y que habla de la libertad es Isaiah Berlin: “Normalmente se dice que soy libre en la medida en que ningún hombre, ni ningún grupo de hombres interfieren en mi actividad… la libertad política es, simplemente, el espacio en el que un hombre puede actuar sin ser obstaculizado por otros. Yo no soy libre en la medida en que otros me impiden lo que yo podría hacer si no me lo impidieran”. (Isaiah Berlin. S.f., pág. 49).

Ahora bien hablaremos de México, en mi opinión hace falta una cultura política participativa en donde hagamos valer nuestra libertad y la libertad del otro, “En donde los miembros de la sociedad tienden a estar explícitamente orientados hacia el sistema como un todo y hacia sus estructuras y procesos políticos y administrativos” (Almond & Verba, s.f., pág. 184), y sobre todo en donde “el ciudadano de un sistema político de participación está orientado no solamente hacia la participación activa en los asuntos políticos, sino que está también sujeto a la ley y a la autoridad” (Almond & Verba, s.f., pág. 185). Y para que eso sea posible se debe de tomar el liberalismo como una filosofía de vida más que cómo una corriente filosófica.

Por lo tanto tener en cuenta que la libertad en México  “no puede ser absoluta. Desde luego que vivimos en una sociedad interdependiente, por lo que algunas restricciones a nuestra libertad son necesarias para  evitar otras restricciones incluso peores. Sin embargo, hemos ido mucho más allá. La urgente necesidad actual es la eliminación de las restricciones, no su aumento. (Milton & Friedman, s.f.).

Pero sin embargo, no estoy con todo de acuerdo con el pensamiento de Friedman y Milton sobre las restricciones sobre la libertad ya sea económica o política, porque en una sociedad como la de México en donde aún no se tiene la conciencia de ser sujetos sino objetos, “casi todos los pueblos, los mexicanos consideran a la mujer como un instrumento, ya de los deseos del hombre, ya de los fines que le asignan la ley, la sociedad o la moral” (Paz, 1992, pág. 13) y no solamente la mujer pues vemos que los políticos ven a los integrantes de la sociedad como meramente un medio de obtención del poder, también, existe una cultura no participativa en los asuntos de la cosa pública por gran parte de los mexicanos, pero, sobre todo en donde ni siquiera se ha llegado el reconocimiento de uno mismo como  menciona Octavio Paz en el Laberinto de la soledad “ocultamos nuestro ser. Y a veces lo negamos. Recuerdo que una tarde, como oyera un leve ruido en el cuarto vecino al mío, pregunté en voz alta: "¿Quién anda por ahí?" Y la voz de una criada recién llegada de su pueblo contestó: "No es nadie, señor, soy yo" (Paz, 1992, pág. 16).
participación ciudadana
Por eso creo inevitablemente la necesidad del respeto de libertad política del otro, en donde es necesario ser partícipe en los asuntos de nuestra sociedad  y hacer valer realmente nuestra libertad, como de reconocerse a uno mismo como sujeto-ciudadano para que puedas reconocer al otro, teniendo en cuenta que mientras no suceda eso seguirán surgiendo nuevas iniciativas de leyes para encadenarnos en nombre de la libertad.



Bibliografía
Almond, G., & Verba, S. (s.f.). La cultura politica. Obtenido de la cultura politica: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/cpuno/asoc/profesores/lecturas/almondverba.pdf
Bobbio, N. (1993). Igualdad y Libertad. España: Paidos. Obtenido de file:///C:/Users/YARITZA/Downloads/Bobbio_Norberto_-_Igualdad_y_libertad.pdf
Libertad negativa y libetad positiva. Isaiah Berlin. (s.f.). Obtenido de Libertad negativa y Libertad positiva. Isaiah Berlin : http://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/6/2570/8.pdf
Milton, & Friedman, R. (s.f.). Libre para elegir. Recuperado el 11 de 10 de 2016, de file:///C:/Users/Yoselin/Downloads/MILTON%20FRIEDMAN%20-%20LIBERTAD%20DE%20ELEGIR.pdf
Paz, O. (1992). Laberinto de la soledad . México : Fondo de cultura económica. Obtenido de http://www.hacer.org/pdf/Paz00.pdf

Sartori, G. (s.f.). Obtenido de http://www7.uc.cl/icp/revista/pdf/rev1312/ar6.pdf

Entradas populares

ILIATENCO, GUERRERO

DERECHO Y SUS ACEPCIONES

Derechos Humanos, Cultura y Democracia: Legalidad y sociedad

El conocimiento filosófico y religioso